Whitney Houston y la historia de su última noche

Whitney Houston y la historia de su última noche; como si fuera un presagio; el día anterior a su muerte; la cantante de 48 años de edad encontró a su hija dentro de una bañadera; ahogándose; y logró salvarla. En ese entonces les dijo a sus amigos “deben alejarse del agua” porque es mala. Horas después fue encontrada por su guardaespaldas intoxicada por drogas y medicamentos; sumergida en una bañera.

El 11 de febrero de 2012; hace nueve años; una de las voces más emblemáticas de todos los tiempos se apagó: Whitney Houston fue encontrada sin vida y con ella se iba una historia marcada por el talento pero; también; por la turbulencia de los excesos.

La cantante tenía 48 años y; según la autopsia; fue víctima de una “sobredosis de una sustancia narcótica; medicamentos recetados; una mezcla de otros fármacos y alcohol”. Su camino había sido intenso; sometido a la violenta relación con Bobby Brown; al consumo de drogas y al fuego del aplauso.

La víspera de la fatídica noche había sido peculiar. Houston se encontraba en Beverly Hills y estaba previsto que hiciera una presentación en la fiesta previa a la entrega de los Grammy; junto a sus colegas Brandy Norwood y Monica Arnold; siempre alentada por su histórico productor; Clive Davis.

Como si fuera un presagio; el día anterior a su muerte; Houston había encontrado a su hija adentro de la bañadera; ahogándose; y logró salvarla. Así lo reveló un nuevo documental de Showtime; que fue replicado en el Daily Mail.

La situación la alteró y llegó a decirles a sus amigos: “Deben alejarse del agua. Esa agua es mala”. Jamás se hubiera imaginado que ese sería su trágico final.