Pedro Snchez contacta con Ciudadanos y ya se abre con el PNV a negociar una ltima prrroga del estado de alarma


Edmundo Bal desvela que ayer habl con el presidente, en el marco del dilogo estable iniciado con Ciudadanos, y asegura que cumplen su reclamaciones

Pedro S

Pedro Snchez, en la sesin de control del Congreso.
EFE

El Gobierno comienza a recabar apoyos para pedir la prxima semana la sexta prrroga del estado de alarma. El presidente del Gobierno, Pedro Snchez, llam ayer mircoles al portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, que sustituye a Ins Arrimadas, de baja por maternidad, segn ha desvelado esta maana en una entrevista en Antena 3 el dirigente de la formacin liberal. Y el PNV se ha abierto este jueves a votar a favor si se acepta que las autonomas amplen el marco de competencias. Con el respaldo de estos dos partidos el Ejecutivo ha sacado adelante las dos ltimas autorizaciones de la Cmara para mantener el estado de alarma.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ya avanz esta semana ante la Comisin de Reconstruccin del Congreso que intencin del Ejecutivo era solicitar una nueva prrroga del estado de alarma, la sexta y ltima, hasta prcticamente el final del mes de junio. Conscientes de las dificultades que han tenido para aprobar las dos ltimas, Calvo ya avanz que el Gobierno «tiene un plan B» para «ordenar la legislacin vigente» y poder ofrecer una respuesta sanitaria hasta el final de la desescalada.

Pero los apoyos han comenzado a cristalizar en las ltimas horas. Las diferencias con el PNV, tras el acuerdo con EH Bildu para derogar la reforma laboral, empiezan a superarse a fuerza de atender sus peticiones. El traspaso al Pas Vasco y Navarra de la gestin del Ingreso Mnimo Vital, que el Consejo de Ministros aprueba maana, negociadada durante das entre Calvo y el presidente del PNV, Antonio Ortuzar, ha contribuido a curar la herida.

En declaraciones esta maana a La Ser, Ortuzar se ha mostrado dispuesto a apoyar una ltima prrroga del estado del alarma, que el Gobierno siempre ha querido mantener hasta el final de la desescalada, si los ejecutivos autonmicos y, en concreto, el Gobierno Vasco, «gestiona el cien por cien de sus competencias». «Se tendra que abrir la puerta a la normalidad y tambin a la normalidad institucional», para que «cada institucin haga lo que tenga que hacer», ha sealado.

El PNV est a la espera de que el Ejecutivo le haga llegar una propuesta pero la vicepresidenta ya dijo pblicamente que esta nueva prrroga incluira «importantes modificaciones» para que las comunidades gestionen el final del periodo de desescalada y para que caduque en sus territorios el estado de alarma. «Constitucional y legalmente es posible que unos territorios salgan antes que otros de la alarma por la evolucin que tengan».

En este contexto se produjo ayer una conversacin entre el presidente del Gobierno y Edmundo Bal, despus de que en las negociaciones para la cuarta prrroga Cs exigiera mantener una interlocucin semanal entre Snchez y Arrimadas, ahora representada por este dirigente.

La formacin naranja ha censurado duramente el acuerdo con Bildu sobre la reforma laboral y ha cargado contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por las injerencias en la labor de la Guardia Civil y la crisis abierta tras la destitucin de Prez de los Cobos pero mantiene su disposicin al dialogar con el Gobierno en las cuestiones que considere relevantes para los ciudadanos.

Bal ha defendido esta maana que los compromisos que Cs ha arrancado al Ejecutivo, a cambio de su voto al estado de alarma, son «buenos para la sociedad espaola». «Todas las exigencias que vamos poniendo, el Gobierno las va cumpliendo», ha asegurado. En este sentido ha recordado que consiguieron que la ltima prrroga fuera de 15 das y no de un mes, como inicialmente planteaba La Moncloa, que se han desvinculado los Expedientes de Regulacin Temporal de Empleo (ERTE) del estado de alarma, se ha ampliado de tres a cuatro meses el plazo para ingresar impuestos sin intereses de demora en los aplazamientos tributarios y que el Ejecutivo ha preparado un plan para que con las leyes ordinarias se pueda continuar gestionando la desescalada, que es otra de las exigencias planteadas por Cs.

Aunque Bal no ha dado por supuesto el respaldo de Cs a una sexta prrroga nada de lo que ha expresado indica lo contrario y lo mismo sucede con las declaraciones de Ortuzar, que abiertamente ha apuntado a cules seran las condiciones del PNV para volver a dar un voto a favor.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta