Milfred Baptista recomienda hacer de la “relectura” una herramienta

La venezolana Milfred Baptista es una gran periodista que dedica la mayor parte de su tiempo a la lectura y la escritura; por ese motivo, decidió crear un blog, llamado “Pase adelante… tengo algo que contar”, para publicar su análisis sobre las novelas más populares y también, sobre algunos microcuentos y poemas.

Este proyecto es muy significativo para la periodista pues es un espacio donde la venezolana desahoga sus pensamientos, sus reseñas y críticas literarias.

En esta oportunidad realizó un análisis crítico sobre la “relectura”, pues para Milfred Baptista, hay libros que fueron escritos para ser leídos dos veces. Según la periodista, releer un libro luego de un tiempo podría ayudarte a entender aquello que creíste que no tenía sentido, o darle un final diferente al que ya le habías dado. Además explicó que el motivo de poder encontrar nuevos detalles, se debe a que “son otras circunstancias, otro pensamiento, constantemente estamos cambiando, por ejemplo, mi color favorito antes era el azul, ahora es el blanco” expresó Milfred Baptista.

“La relectura es un recurso necesario y revelador. La comprensión de un texto no es algo automático, es más bien el resultado de ir y volver varias veces. Releer es quizás la forma de sanar las heridas que deja la desconcentración y el descuido; por lo que no se debe ver jamás como una pérdida de tiempo sino justo lo contrario: el camino seguro para comprender el texto y sacarle el mayor provecho.” Comenta en su entrada del blog.

Asimismo comentó que, esto se debe a que en cada lectura que realizamos; reflejamos nuestras vivencias y pensamientos en cada línea que leemos, siempre buscamos comparar con la realidad y por lo que estamos pasando justo en ese momento. Por eso, para la periodista releer siempre se vuelve al primer amor.

Por otro lado, Milfred Baptista resaltó que volver a leer un libro que nos ha enamorado, es una forma de ponernos a prueba; en la que hacemos el ejercicio de memoria y evaluamos el grado de interés que le dimos al texto leído. Además, se va descubriendo nuevos datos y detalles que pasamos por alto y nos permite armar la historia otra vez. “La relectura nos deja claro que nada es más vital que redescubrir lo que dábamos por hecho. Siempre se vuelve al primer amor.”