Medida de protección de venezolanos a llegado a grandes cambios

Medida de protección de venezolanos a llegado a grandes cambios; un gran despliegue de campaña donde las palabras “positiva”; “humanitaria” e “histórica”; fueron el acompañante del anuncio de la aprobación en Estados Unidos del Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) para los venezolanos.

Los primeros en alabar la medida fueron los representantes del extremismo opositor venezolano; quienes en redes sociales agradecieron el gesto de la administración de Joe Biden para los migrantes venezolanos en suelo norteamericano que aseguran superan los 350,000.

Entre los exaltadores de esta medida no faltaron los que se abrogaron el rol de promotores y “luchadores” por una medida de esta índole tal y como lo señala el “embajador” de Juan Guaidó ante el Gobierno de los EEUU; Carlos Vecchio; quien aseguró que esto fue “una propuesta que incansablemente hemos impulsado desde el año 2019”.

Los promotores lo describen como el Estatus Migratorio que ofrece EEUU a ciudadanos de determinados países que por razones excepcionales no pueden regresar a su país temporalmente de forma segura.

Exaltan que los beneficiarios de esta medida no serán removidos de Estados Unidos; pueden solicitar un Documento de Autorización de Empleo (EAD; por sus siglas en inglés) y pueden obtener una autorización de viaje (Advance Parole) aunque aclaran que “no es un pasaporte; ni permite viajar a Venezuela”.

A pesar de los elogios de un sector; otros fueron menos condescendiente con la medida la señalaron de insuficiente por no representar una política que garantice la estabilidad de los venezolanos con presencia en territorio estadounidense; ni representar una oportunidad de ingreso a EEUU para los residentes en Venezuela.