La destitución de Trump puede ser una opción es decir para Pence

La destitución de Trump puede ser una opción es decir para Pence; los rumores de juicio y salida antes del termino del mandato alrededor de la figura de Donald Trump siguen en escalada luego de los acontecimientos violentos que llevaron a la toma del Capitolio por parte de sus seguidores que azuzados por su lenguaje incendiario irrumpieron en las instalaciones del Congreso interrumpiendo la sesión de confirmación de la victoria de Joe Biden.

De acuerdo a medios fuente citada por CNN el vicepresidente de los Estados Unidos; Mike Pence; no descarta la aplicación de la enmienda 25; que permitiría llevar a cabo la remoción del presidente norteamericano bajo el argumento de la conducta inestable del magnate.

La fuente asegura que Pence y Trump no se han comunicado desde el ataque al Capitolio por parte de simpatizantes del magnate el 6 de enero.

Entre los desencuentros entre la dupla del Ejecutivo norteamericano se inició con la negativa de Pence a boicotear el proceso de confirmación de la victoria de Biden; por lo que Trump le acusó de cobarde; mientras los simpatizantes del magnate le gritaban “traidor”. A esto se sumó la decisión de acudir al acto de juramentación del nuevo presidente; contrariando la decisión de Trump de no asistir.

¿Qué es la enmienda 25?

La enmienda número 25 de la Constitución principalmente fue diseñada para aclarar el orden de sucesión presidencial. Las primeras tres secciones se ocupan de los casos en los que un presidente renuncia; muere o se enferma o se encuentra temporalmente incapacitado.

Para el caso de Trump; la sección a emplear sería la cuarta que establece un proceso de varios pasos para que el vicepresidente y una mayoría de funcionarios a la cabeza de agencias del poder ejecutivo declaren que el presidente está “imposibilitado de ejercer los derechos y deberes de su cargo”.

De concretarse esta acción por parte de los miembros del Ejecutivo; la decisión se somete a la votación de las dos cámaras del congreso de EEUU y para ser aprobado deberá contar con el voto favorable de las dos terceras partes.