Kim Kardashian y Kanye West ya hacen vidas separadas

La estrella televisiva Kim Kardashian y su marido, el rapero Kanye West, ya llevan vidas separadas, según información obtenida por el medio Page Six, publicada en momento de crisis para la pareja desatada por un episodio de bipolaridad del músico, que se ha presentado como candidato a la presidencia de EE UU.

Kardashian y West se vieron esta semana brevemente en el rancho de Wyoming del artista, donde afirman reside ya a tiempo completo, después de un polémico mitin político del cantante en el que reveló detalles extremadamente personales de su relación, como el hecho de que ambos se plantearon interrumpir el embarazo de la primera hija de ambos, North West.

Durante esa visita, en la que Kardashian permaneció solo una noche en Wyoming, se publicaron varias fotos de la influencer llorando y visiblemente afectada mientras mantenía una conversación con su marido en el auto

Aunque las fuentes de Page Six niegan rotundamente que estén planteándose un divorcio, sí que confirmaron que ambos llevan «un tiempo» haciendo vidas separadas.

West, de 43 años, vive en su mansión de Wyoming, valorada en 14 millones de dólares, que según la información obtenida por el medio es mejor para «la creatividad» del rapero, mientras que Kardashian sigue en su residencia de Los Ángeles (California) con los 4 hijos que comparten.

«Kanye está en Wyoming, esa es su base principal. Pero obviamente no son como otras parejas, tienen varias casas y aviones privados, así que no es como si no pudieran verse», concretó la fuente.

“Kim está completamente centrada en su familia y en proteger a sus hijos ahora mismo, porque son muy pequeños», agregó, a la par que señaló que la celebridad está haciendo todo lo posible por que la situación no afecte a North (de 7 años), Saint (4), Chicago (2) y Psalm (1).

Hace una semana, Kardashian emitió un comunicado para pedir públicamente «compasión y empatía» hacia la salud mental de su marido después de varios episodios rocambolescos relacionados con su candidatura a la Presidencia de EE UU.

«Como muchos saben Kanye tiene un trastorno bipolar. Cualquiera que lo tenga o que conozca a alguien en su vida con ello sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es de entender», aseguró Kardshian en su primera intervención pública sobre este asunto.

Pocos días después, West pidió disculpas a su esposa por los detalles revelados en su primer acto de campaña.

West, cuyo anuncio de que se presentaría a las elecciones de noviembre provocó este mes una gran conjetura sobre si simplemente buscaba publicidad o incluso favorecer las opciones de reelección del presidente estadounidense, Donald Trump, estrenó su incipiente campaña en la localidad de North Charleston.

No está claro qué futuro puede tener la campaña del rapero, que hasta hace apenas unas semanas apoyaba fervientemente a Trump, porque el plazo para registrarse ya ha expirado en media docena de territorios y los requisitos son complicados en otros. 

Deja una respuesta