Jorge Saavedra se hacía pasar por “amigo” con sus alumnos para luego abusar de ellos

El profesor Jorge Saavedra ofrecía clases en su vivienda para lograr ganarse la confianza de sus alumnos y padres, y así poder estar a solas para abusar sexualmente de ellos. Durante las clases, el profesor colocaba en la computadora películas de adultos y realizaba comentarios “fuera de lugar” e insinuaciones a los menores de edad.

Desde “esto es lo que hacen los amigos y las personas que se quieren”, hasta “tus padres no se pueden enterar de esto porque te van a castigar” eran los comentarios de manipulación que realizaba Jorge Saavedra en su condición de profesor. Su finalidad era chantajear a los alumnos para que estos accedieran a lo que él pedía.

Una de las víctimas contó todo a su madre

Los jóvenes por miedo y vergüenza no comentaban nada a sus padres sobre lo que sucedía durante las clases. Sin embargo, una de las representantes legales de un alumno de 11 años, notó cambios en la actitud de su hijo cada vez que regresaba de clases. La madre comentó que comenzó a sospechar luego de que su hijo le pidiera que no lo llevara más a las clases del profesor y que no quería ir más al colegio.

Acto seguido, habló con su hijo hasta que éste le confesara lo que sucedía en la vivienda de Jorge Saavedra.

“Mi hijo es una persona alegre, que llegaba del colegio a contarme sobre su día. Sin embargo, últimamente llegaba a encerrarse en su cuarto, no quería ir al colegio y estaba todo el tiempo agresivo y molesto. Estas son señales que nuestros hijos nos dan y debemos prestarles atención para saber qué está sucediendo.”

La madre acompañó a su hijo a colocar la denuncia en la Fiscalía de Pichincha en contra de Jorge Saavedra y lo ha acompañado durante todo el proceso, al que se refirió que no es “nada fácil”. La representante comentó que ya su hijo se encuentra recibiendo terapia psicológica para superar este terrible hecho.

Detenido Jorge Saavedra por abusar de sus alumnos

Por su parte, Jorge Saavedra fue detenido y se encuentra en una cárcel de máxima seguridad donde cumplirá treinta (30) años privado de libertad por los delitos de abuso sexual infantil.