Heidi Klum niega haber viajado en los aviones de Jeffrey Epstein

La exsupermodelo alemana Heidi Klum negó este lunes 3-A haber viajado en el avión privado del difunto Jeffrey Epstein, acusado de crear una red de tráfico sexual para abusar de menores de edad durante más de una década, como apuntaban documentos judiciales que salieron a la luz e pasado viernes.

«He estado viendo las noticias y he visto que se me ha nombrado erróneamente como una pasajera en uno de los vuelos de Epstein», aseveró Klum en un comunicado enviado a la revista People.

«No conocía a Epstein y por lo tanto nunca he estado en sus aviones, en sus casas o en sus islas. Estoy hablando porque no quiero que se me asocie falsamente con Epstein y la historia horrorosa que le rodea», dijo la ahora empresaria y presentadora de televisión.

Klum dijo además que apoya a las víctimas que «valientemente» han hablado, y señaló que ella también quiere que se haga justicia.

Las declaraciones de la celebridad se producen después de que el pasado viernes se hicieran públicos documentos relacionados con un caso de difamación presentado por Virginia Giuffre, una de las supuestas víctimas de la red de tráfico sexual de Epstein, contra Ghislaine Maxwell, la socia y amiga del magnate que está acusada de haberle ayudado en sus actividades criminales.

Uno de esos documentos reflejaba una declaración jurada de Giuffre de 2015 en la que se le pregunta por personas que viajaban en los aviones de Epstein, que supuestamente utilizaba para transportar a menores hasta su isla privada en las Islas Vírgenes para abusar de ellas.

Además de mencionar a Heidi Klum, Giuffre enumeró a la también exsupermodelo Naomi Campbell, el expresidente de EE.UU. Bill Clinton y el candidato demócrata a la presidencia Al Gore, según la emisora local WPEC.

Giuffre, cuyo caso de difamación se cerró tras un acuerdo privado en 2017, alega que fue traficada cuando era adolescente por Epstein y Maxwell, y que fue forzada a mantener relaciones con el príncipe Andrés de Inglaterra, entre otras figuras prominentes de la sociedad y la política.

Epstein se suicidó en la prisión de Nueva York donde esperaba el juicio por presuntamente crear una red de tráfico sexual de menores, mientras que Maxwell fue detenida el pasado 2 de julio en New Hampshire (EE UU) tras permanecer en paradero desconocido cerca de un año.

Maxwell fue acusada de cuatro delitos por su rol en la presunta trama de abusos sexuales y dos delitos de falso testimonio, de los que se declaró inocente el pasado 14 de julio, y se encuentra en prisión sin fianza por riesgo de fuga en un penal de Brooklyn (Nueva York) hasta el comienzo de su juicio, previsto para el 12 de julio de 2021.

Deja una respuesta