Elecciones 12 de julio (País Vasco y Galicia) | EH Bildu avanza frente a un PNV que sigue imponiéndose – El Salto


Cuatro escaños más para EH Bildu, tres escaños más para el PNV. Baja la coalición PP-Ciudadanos, que toca suelo con solo cinco parlamentarios. Les acompañarán en el Parlamento Vasco el representante de Vox por Araba de la formación ultra. Como también pronosticaban las encuestas, Elkarrekin Podemos-IU ha caído hasta los seis escaños, cuando en 2016 consiguió once. Y, como sorpresa, el partido socialista ha aumentado un solo parlamentario, pasando de nueve a diez. Con este mapa, el Parlamento Vasco cuenta con una mayoría amplia entre nacionalistas e independentistas, aunque un pacto en clave soberanista nunca ha estado sobre la mesa durante la campaña electoral, y el PNV y el PSE pueden armar esta vez una mayoría absoluta para el Gobierno de Iñigo Urkullu. En 2016, se les escapó por un solo escaño en el recuento del voto CERA. 


Estas han sido las elecciones con la participación más baja de la historia del País Vasco, con solo el 52,86%, por debajo incluso de las de 1994 (59,69%), solo las formaciones con bases sólidas han conseguido mejorar sus posiciones. 
EH Bildu ha conseguido sus mejores resultados históricos en escaños, mejorando los de 2012, cuando obtuvo 21 representes. En esa fecha, el PNV se situaba en 27. En la actual campaña, las formaciones cuyos debates internos han sido públicos, tanto Elkarrekin Podemos como el Partido Popular, han resultado los partidos más dañados electoralmente. 

A falta del voto CERA, que en estas elecciones se prevé que sea mínimo, ya que solo han podido ejercer su derecho aproximadamente la mitad de los votantes de los comicios anteriores (2.200 papeletas), estos serían los votos provisionales con el 100% escrutado en los colegios electorales. El voto CERA se contabilizará el 17 de julio.

zaldibar y ordizia

El Partido Nacionalista Vasco ha ampliado su representación en el Parlamento a pesar del desastre de Zaldibar, del caso De Miguel, de las oposiciones amañadas de sanidad que le costó la dimisión de un consejero y del fraude en los comedores escolares vascos. En Zaldibar se aprecia un ligero castigo al PNV: EH Bildu se ha impuesto a la formación de Iñigo Urkullu, con 465 votos frente a los 436 del PNV.

En Ordizia, el municipio guipuzcoano foco actual de covid-19, y en el que decenas de personas han visto cómo el Gobierno vasco les prohibía votar, EH Bildu ha obtenido 1.747 votos, mientras que el PNV ha bajado a 1.268, cambiando las tornas como en Zaldibar, pero mucho más claramente, respecto a los anteriores comicios.

tres escaños más con 50.000 votos menos

La entrada de Vox no supone una sorpresa para la ciudadanía vasca, aunque sí más ruido en el Parlamento. Tanto en 2012 como en 2009, UPyD también obtuvo un escaño. Debido a la representación parlamentaria del País Vasco, en el que un voto en Araba vale el doble que el de Bizkaia, la formación ultra ha conseguido el escaño con solo 4.722 votos (3,8%).

Cuando en 2001 desembarcó en el País Vasco Jaime Mayor Oreja, proveniente del Ministerio del Interior, los vascos se lanzaron en masa a las urnas, alcanzando la máxima histórica con un 79,97% de participación. Hasta votantes de la izquierda abertzale reconocían que habían votado a Juan Luis Ibarretxe (PNV) para evitar a Oreja.

Por el contrario, a pesar de que las elecciones del 12 de julio determinarán los próximos cuatro años de recortes y cómo salir de la crisis económica y social que ha traído la pandemia, la abstención se ha elevado al 47%. La ciudadanía no ha revalidado al PNV, aunque claramente es el ganador de la jornada, con 31 escaños. El PNV ha logrado tres parlamentarios más con 50.000 votos menos (349.429 en 2020; 398.168 en 2016; 384.766 en 2012; 299.600 en 2009). La escasa participación ha propiciado aupar a los partidos que cuentan con sólidas bases, es el caso del PNV, pero sobre todo de EH Bildu. La formación abertzale es la única que ha ganado en votos: ha obtenido un total de 248.688 papeletas, casi 23.000 votos más que en 2016, cuando obtuvo 225.172 (aunque su máximo se sitúa en 2012, cuando logró 277.923).

Elkarrekin Podemos ha sido el partido que más votantes ha perdido (84.912) y se ha constatado que la campaña para facilitar un tripartito con PSE-EE y EH Bildu no ha calado. El PP de Carlos Iturgaiz también ha fracasado, con 47.472 votos menos. El PSE también ha perdido 4.551 votantes, aunque ha subido un escaño debido a la abstención. El PNV se entiende bien con los socialistas y los resultados de EH Bildu permiten a los abertzales seguir pensando en un adelantamiento en el medio plazo. 

Equo Berdeak no ha conseguido entrar en el Parlamento Vasco, a pesar de que ha obtenido 11.616 votos (pero solo 2.728 en Araba). En las anteriores elecciones entró en la coalición Elkarrekin Podemos. Su candidato, Joserra Becerra, ha indicado en su comparecencia que “no hemos conseguido el objetivo de volver al Parlamento, sabíamos que era difícil y que no éramos conocidas, pero fracasar no era no llegar, sino no intentarlo, y lo hemos intentado”. “Hoy no llegará la ola verde a Euskadi, se retrasa un poco más, pero tarde o temprano llegará”, ha añadido.

Por su parte, la candidata de EH Bildu, Maddalen Iriarte, la última en comparecer y visiblemente satisfecha con los resultados, ha tendido su “mano” a todas las fuerzas de la oposición para “levantar el país, nosotras estaremos a pie de obra”.



Source link

Deja una respuesta