El PP denuncia en Europa el «ecosistema del odio» de ETA en Navarra


Los ‘populares’ presentan un dosier en el que evidencian la «impunidad» de los pro etarras y reclaman ayuda ante la pasividad del Gobierno

Homenaje al etarra Hodei Ijurko, en septiembre de 2019, en Pamplona.

Homenaje al etarra Hodei Ijurko, en septiembre de 2019, en Pamplona.
EL MUNDO

El Partido Popular denuncia en Europa la cultura de la exaltacin de la violencia de ETA que se ha instalado en Navarra ante, esgrime, la pasividad de las autoridades autonmicas y nacionales. Y ante esa falta de respuesta de las instituciones a la toma de las calles y del discurso por parte de los herederos de ETA, la formacin liderada por Pablo Casado ha decidido recurrir a Europa para denunciar esta situacin.

Considera que desde el Ejecutivo espaol existe pasividad ante los continuos episodios de rebrotes de actos violentos y de homenajes a asesinos en Navarra, y requiere a los socios europeos para que miren esta especial situacin que sufre la Comunidad Foral.

Desde el PP han enviado a Europa un prolijo informe sobre todos y cada uno de los incidentes que se estn produciendo en Navarra, todos los actos de homenaje a los etarras y de apoyo a sus discursos de odio. Y reclama ayuda a Bruselas al considerar que el Ejecutivo de Pedro Snchez y Pablo Iglesias no est dispuesto a dar esta batalla.

«En la Comunidad Foral, la organizacin terrorista ETA asesin a 42 seres humanos y, tambin en ella, los herederos del brazo poltico de la organizacin criminal siguen a da de hoy justificando y ensalzando tanto a ETA como a los miembros de la banda», arranca el dosier enviado a Europa y al que ha tenido acceso EL MUNDO.

«Muestras de amenaza escnica»

Este informe ha estado promovido fundamentalmente por la presidenta del PP en Navarra y diputada nacional, Ana Beltrn. El texto ha sido remitido a la Comisin de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo.

«Navarra sigue siendo escenario de innumerables muestras de radicalidad y de amenaza escnica y presencial por parte de quienes formaban parte del entorno de la organizacin terrorista, autora de cerca de mil asesinatos y ms de 70 secuestros, causante de atentados que generaron ms de 2.500 heridos y responsable del exilio que sufrieron decenas de miles de espaoles que residan en Navarra o el Pas Vasco«, apunta el escrito.

El PP explica a los representantes europeos que tras el anuncio de cese definitivo de la actividad terrorista de ETA, en octubre de 2011, y el de su disolucin como organizacin terrorista, en mayo de 2018, «la presin del entorno de la banda no ha cejado en Navarra. Buena prueba de ello son las campaas de acoso que la izquierda abertzale sigue impulsando contra las Fuerzas de Seguridad del Estado».

Homenaje de la izquierda 'abertzale' a Jarrai, en Leiza (Navarra).
Homenaje de la izquierda ‘abertzale’ a Jarrai, en Leiza (Navarra).EL MUNDO

«Ese tipo de campaas han generado un ecosistema de odio que ha tenido su eco en brutales agresiones contra agentes como la acontecida en el municipio navarro de Alsasua el 15 de octubre de 2016, cuando dos guardias civiles y sus parejas fueron brutalmente agredidos por el hecho de que ellos formasen parte de la Guardia Civil«.

A da de hoy, los partidos constitucionalistas que condenan el terrorismo «sin fisuras ni dobleces encuentran serias dificultades para que sus candidatos se presenten en los pueblos del norte de Navarra, donde sigue imperando el miedo. Esta situacin se ha perpetuado como consecuencia de las alianzas polticas que el PSOE ha trazado en Navarra no slo con el nacionalismo, sino tambin con la izquierda abertzale, sensibilidad poltica en la que se apoya para gobernar pese a su negativa a condenar el terrorismo y a pesar de que justifica la historia criminal de ETA».

De este modo, en pleno 2020, en Navarra «impera un escenario de impunidad en el que el entorno de la banda terrorista, representado polticamente por la izquierda abertzale, ha dado un giro en su estrategia para legitimar a la organizacin criminal y tratar de construir un relato que presente a criminales orgullosos de serlo como ciudadanos comprometidos. Representada por partidos como Bildu, no slo se niega a condenar la trayectoria criminal de ETA, sino que justifica y defiende que en las calles de Navarra cientos de personas, entre ellas nios y nias, homenajeen pblicamente a miembros de la banda terrorista no arrepentidos».

El pasillo, «pleitesa al etarra»

Slo en 2019 se han producido en Espaa 110 actos de culto al terrorismo de ETA. «A la luz de los datos asistimos a un intento medido y meditado de construir una verdad pblica de la mano de un modelo efectivo en comunicacin poltica, un modelo mediante el cual se construyen identidades colectivas: el modelo hroe, vctima, villano».

«El preso recin salido de prisin llega a su pueblo, donde recorre un pasillo conformado por vecinos portando banderas. El pasillo es el primer ejercicio de pleitesa hacia el etarra orgulloso de serlo. Las banderas, el motivo de su sacrificio y emblema representativo de su misin. En ese pasillo los nios, las nuevas generaciones, toman cada vez ms protagonismo en la medida en que as se generan marcos cognitivos que representen una lucha, una visin de la realidad, trasladable de padres a hijos», explica el PP a los representantes europeos.

El etarra Hodei Ijurko es aplaudida tras su salida de prisi
El etarra Hodei Ijurko es aplaudida tras su salida de prisin, en 2019.EL MUNDO

«Urge demandar soluciones e implicacin a unas instituciones navarras que se han mantenido y se mantienen alejadas de su labor de responsabilidad. El silencio de algunos partidos polticos en la denuncia de estas actuaciones es tambin un dato significativo que favorece la comodidad de los organizadores de los actos de recibimiento y exaltacin», aseguran los populares.

Consideran que es necesario «dar respuesta efectiva desde las instituciones, fundamentalmente desde el Gobierno de Navarra, a los recibimientos y homenajes. Que un criminal de hoy siga siendo un criminal maana depende en gran medida de la actuacin de gobiernos como el de Navarra. Si alguien que antepone un proyecto poltico al derecho a la vida acaba siendo percibido por las nuevas generaciones como un ciudadano comprometido, ningn dique moral impide a esas nuevas generaciones seguir un mal ejemplo».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja una respuesta