Debate a siete y todos contra Feijo para captar al 31% de indecisos en la Galicia post Covid-19


El primer debate electoral de la era post Covid-19 dej este lunes una foto histrica en la radiotelevisin pblica de Galicia. Sin precedentes fue el nmero de candidatos, siete, de los que tres representan a fuerzas extraparlamentarias en la Cmara, pero tambin las medidas de distancia social que los mantuvo separados 1,6 metros y, sobre todo, que la pandemia y la gestin poltica de la misma a nivel gallego y espaol monopolizaron la cita.

En la prctica, se convirti en un seis contra uno en el que PSOE, BNG, Marea Galeguista, Galicia En Comn, Ciudadanos y Vox criticaron el papel de la Xunta del PP de Alberto Nez Feijo y l se defendi acusndoles de intentar “reescribir la historia” de los ltimos tres meses y medio. Tan solo coincidieron en un recuerdo a los 619 fallecidos por la pandemia en la comunidad.

Los cinco candidatos y dos candidatas midieron sus fuerzas y sacaron los defectos del contrario en una pugna por captar el voto del 31,6% de electorado indeciso que la encuesta preelectoral del CIS contabiliza en la comunidad, de modo que buena parte del mismo estuvo marcado por los reproches mutuos. En todo caso, como tnica general, los intervinientes mostraron un absoluto respeto hacia los turnos de palabra y lmites temporales pactados y fueron escasas las ocasiones en las que se pisaron la palabra.

El debate, que se prolong durante cerca de tres horas y ser el nico de la campaa entre todos los candidatos, tuvo cuatro bloques: crisis sanitaria, polticas econmicas, polticas sociales y modelo institucional, pactos, gobernabilidad y encaje de Galicia en el Estado. El primero, el relativo a la pandemia, fue el ms intenso, pero tambin el que dej un mejor talante por parte de todos los candidatos, que durante el resto de la cita endurecieron sus discursos.

Feijo reproch “demagogia” y “ligereza” a sus oponentes y, por la contra, elogi el “comportamiento ejemplar” del pueblo gallego y el papel de su gobierno, presumiendo de que lograron ser la primera comunidad en salir del estado de alarma. Aunque reconoci que el Ejecutivo de Pedro Snchez se enfrent a una situacin complicada, no dud en enumerar sus “improvisaciones” y quiso dejar claro en sus intervenciones que la alternativa el 12J es una mayora del PP para “gobernar desde el primer da” o “un multipartito de diez partidos”.

Improvisacin vs demagogia

Antn Gmez-Reino, de Galicia en Comn, expuso que “el 98% de los gallegos fallecidos murieron en residencias privatizadas” durante el Gobierno de Feijo, Gonzalo Caballero, lder del PSOE, le reproch que la Xunta “puso en peligro la desescalada y Pancho Casal, de Marea Galeguista, valor que “el personal sanitario supli la incompetencia de la Xunta con su esfuerzo.

La lder del BNG, Ana Pontn, reconoci que ningn gobierno estaba preparado para gestionar una pandemia sin precedentes, pero reproch a Feijoo su mala gestin de los rebrotes, pues no hay protocolos que “ha tenido meses para redactar”, y “deficiencias” en el trato a los mayores. Beatriz Pino, de Cs, quiso mirar hacia delante, “a lo que toca que es construir y no mirar para atrs” y el portavoz de Vox por A Corua, Ricardo Morato censur las listas de espera.

Morato, que evidenci falta de experiencia en intervenciones y debates pblicos y fue el nico que utiliz el espaol en el debate, centr ms sus crticas en el Gobierno de Pedro Snchez a nivel estatal -un “gobierno criminal”- que en Feijo, pero s le atac como “alumno aventajado del Gobierno y del nacionalismo”.

“En Galicia no se dio una vida por perdida. No hubo improvisacin”, defendi, pero la visin del resto de partidos es muy diferente. Todos los lderes coincidieron en el recuerdo a las vctimas y el elogio al comportamiento ejemplar de la ciudadana y seis de los siete, en las crticas a un Feijo.“Nuestro pas lleva diez aos en cuarentena”, reproch Gomez-Reino; a lo que Ana Pontn aadi el “error maysculo de diez aos de recortes”; y Caballero la “falta de planificacin”.

Alcoa acapara el debate

El bloque de propuestas econmicas estuvo acaparado por una guerra de cifras en la que los partidos o lograron ponerse de acuerdo y por la situacin de la factora de Alcoa en San Cibrao (Lugo), bajo la amenaza del cierre. Feijo defendi ante el resto de partidos que “durante once aos he sido presidente de esta Comunidad y Alcoa no ha cerrado”, pero Ana Pontn le pidi ms, que la Xunta “debe participar” en una “intervencin pblica” de la factora de aluminio primario.

Antn Gmez Reino defendi tambin una intervencin pblica con la aplicacin del artculo 30 del Estatuto de Autonoma y Gonzalo Caballero dijo que su intencin es presidir Galicia “para darle una nueva poltica industrial” frente a la actitud de Feij, que vive “en una arcadia feliz en la que miente con los datos”.

La lder de Ciudadanos centr sus propuestas en la “clase media que est soportando los problemas de nuestra economa”, el portavoz de Marea Galeguista le reproch a Feijo que su lema de campaa es “Galicia moito”, pero “deberan cambiarlo por un Galicia pode ser moito” y el lder de Vox propone una reduccin de impuestos.

En el bloque de poltica social, todos los candidatos reclamaron al presidente de la Xunta de Galicia y candidato a la reeleccin y la reapertura de los centros de da para personas dependientes, a lo que Feijo les respondi que los mantienen cerrados porque “queremos cuidar a los mayores” y prefieren “tener todas las garantas para los mayores y tambin para los nios”.

El candidato de Vox meti en el debate la crispacin que, segn su partido, el resto de fuerzas est introduciendo en la campaa electoral, por parte de “cachorros de todas las personas que estn aqu y que vienen a escupirnos” a sus actos e intent sin xito que el resto de candidatos condenasen la violencia que aseguran que estn sufriendo. Tan solo Ciudadanos recogi el guante y se frustr su intento de monopolizar el debate hacia esta va.

Coaliciones post electorales

El debate sobre el modelo institucional y los pactos post electorales dio pie a Feijo a enumerar los diez partidos polticos que asegura que gobernaran si el PP no logra la mayora para gobernar y tambin quiso reprochar a Vox que quiere “echarle” de la Xunta mientras que la lder de Ciudadanos insisti, como en el resto del debate, en que el BNG pacta con Bildu o Esquerra Republicana de Catalua en otros foros y reproch al resto de partidos la corrupcin.

Tanto el BNG como Marea Galeguista se reivindicaron como la nica fuerza que defiende a Galicia y Galicia En Comn y el PSOE defendieron la necesidad de un gobierno de fuerzas progresistas porque, en palabras de Caballero, “sacar al PP del Gobierno es una urgencia para el pas” y, segn Gomez-Reino, es necesario un gobierno “alternativo al del seor Feijo con Ciudadanos y con Vox”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *