Coronavirus | Manuel Castells insiste en que las universidades deben tener en cuenta a la comunidad universitaria – El Salto


El ministro de Universidades ha comparecido esta tarde en rueda de prensa para recordar que el curso universitario acabará en los plazos establecidos, tanto en docencia como en evaluación. Manuel Castells ha insistido en que el modelo de evaluación tiene que ser flexible y ha declarado que “los estudiantes deberían saber en breve plazo cómo van a ser evaluados para que puedan prepararse”. En este sentido, ha declarado que lo ideal es que los estudiantes sepan exactamente cómo van a ser evaluado “en las próximas dos semanas”. El ministro ha insisto en la necesidad de que las universidades consulten, especialmente a los estudiantes la forma de evaluación y la determinen “de forma razonable”.

Castells, que ha puesto en valor la respuesta de los estudiantes ante la pandemia, ha declarado sobre la devolución de matrículas de asignaturas que no han cursado, lo cual han solicitado varios colectivos estudiantiles, que le parece una “reivindicación justa” siempre y cuando el alumno debe hacerlo de forma previa a la convocatoria del examen. Pero “una cosa es lo que yo pienso y otra es las posibilidades reales de las comunidades autónomas y universidades para afrontar ese gasto”, ha apostillado, al tiempo que avanzaba que ya hay una comisión creada para trabajar en ello.

Del mismo modo, Castells ha repetido la recomendación de que las universidades se adapten a las necesidades de cada estudiante, pero “hablar y ser flexibles y tener en cuenta las circunstancias de cada estudiante no es aprobado general, que es muy injusto para aquellos estudiantes que están matándose para seguir el curso con la mayor dignidad posible”, ha expresado el catedrático. En cuanto a la demanda repetida por muchos estudiantes que no pueden ir a por sus apuntes por las restricciones de movilidad, Castells ha reconocido que es un problema grave pero se ha remitido a las recomendaciones sanitarias y ha desvelado que está hablando con el ministro de Interior, “él simpatiza con el tema, pero esto no puede decir que se pueda, mañana tenemos una reunión y si no se pudiera vamos a inventar algo”, ha declarado.

Sobre la brecha digital, Castells ha insistido en que la brecha digital existe, “pero no en los términos de hace veinte años, ya que según datos del INE el 93,3% de los hogares en los que viven jóvenes hay acceso a internet”, por lo que ha apuntado que considera más grave problemas psicológicos o de otro tipo derivados del confinamiento. Del mismo modo, ha reseñado un estudio de la CRUE que afirma que solo un 2% de los estudiantes universitarios tienen problemas graves relativos a la conexión a internet. En cualquier caso, ha insistido en que la prioridad es “nunca dejar atrás a nuestros estudiantes”.

En este punto, ha compartido su reflexión de que “la docencia online abre una puerta en la enseñanza telemática, pero eso no quiere decir que no vaya a haber clases presenciales, porque no son cosas antagónicas” y ha apuntado a una enseñanza “bimodal”, que de ningún modo se haría de forma repentina. “De todas formas, actualmente los profesores y estudiantes pasan más tiempo de forma online que presencial, con lo que las universidades ya son bimodales”, ha dicho.

En cuanto a la incertidumbre por el curso próximo, “todo depende de lo que depende todo”, ha resumido el ministro. En principio, ha adelantado, es un curso que debería abrirse en los plazos normales y en los que seguramente habrá que adaptar los términos de la presencialidad en función de lo que digan las autoridades sanitarias, pero ha insistido en que es imposible saber con certeza cómo será la situación cuando inicie el nuevo año académico. También ha recordado su postura sobre las tasas universitarias (que presenta mucha disparidad entre comunidades, y para las que quiere fijar un precio público máximo) y ha querido incidir en que se sigue trabajando en un proyecto estratégico que pretende traducirse en una nueva Ley de Universidades. 

prácticas

Sobre las prácticas, el criterio fundamental es que nadie deje de poder graduarse por la pandemia, y en ese sentido la recomendación del Ministerio es que las prácticas que estén muy avanzadas se puedan considerar, añadiendo una medida de evaluación online rápida, sean consideradas como completadas. “Aquellas que son importantes, de las que depende la graduación, podrían eventualmente extenderse al mes de julio para realizarlas exclusivamente, pero eso depende de cada universidad”. Castells ha repetido “flexibilidad, pero sin interrumpir el curso”. También ha reseñado los 550 títulos que ha permitido poner a disposición a personal sanitario para luchar contra la pandemia y ha agradecido los miles de equipos de protección elaborados por las universidades, además de su trabajo en investigación.



Source link

Deja una respuesta