Califican como posible dictador a candidato de Nicaragua

Califican como posible dictador a candidato de Nicaragua; Luis Guillermo Solís; expresidente de Costa Rica; politólogo e historiador; analiza en una entrevista los arrestos pre-electorales en Nicaragua y las opciones ante lo que califica como una “dictadura” de Daniel Ortega.

La ola de arrestos en Nicaragua crece sin cesar y arrastra desde políticos opositores hasta precandidatos; desde activistas hasta excompañeros de armas del presidente Daniel Ortega.

Los detenidos han sido acusados de distintos delitos -como «menoscabar la independencia; la soberanía y la autodeterminación del país o incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos»- en lo que muchos ven como una cruzada de Ortega y su esposa; la vicepresidenta Rosario Murillo; para eliminar cualquier posible competidor de cara a las elecciones de noviembre.

La comunidad internacional aumentó en los últimos días la presión sobre el gobierno nicaragüense.

Una resolución aprobada por 26 de los 34 países de la Organización de Estados Americanos (OEA) y un comunicado del secretario de Estado de Estados Unidos; Antony Blinken; exigieron esta semana la liberación inmediata de los «presos políticos» y crear condiciones para elecciones libres y justas en Nicaragua.

Sin embargo; algunos advierten que el país centroamericano puede entrar en una crisis dilatada similar a la de Venezuela; cuyo gobierno es acusado desde hace años de perseguir a los opositores e impedir elecciones libres.

«No podemos tener otra Venezuela: si Nicaragua se sale con las suyas marca un precedente y un ejemplo nefasto para América Latina»; sostiene Luis Guillermo Solís; presidente de Costa Rica entre 2014 y 2018; en una entrevista con BBC Mundo.

Lo que sigue es una síntesis; editada para mayor claridad; del diálogo con Solís; un historiador y politólogo que dirige interinamente el Centro Kimberly Green para América Latina y el Caribe de la Universidad Internacional de Florida.